Armenia en la piel y en el corazón

María José Karamanian
(Buenos Aires, Argentina)

Աշխարհ անցիրԱրարատի նման ճերմակ գագաթ չկայ
Որպէս անհաս փառքի ճամբայ ես իմ Մասիս սարն եմ սիրում:
Llegué a Armenia un 29 de marzo colmada de expectativas.

La experiencia de viajar a través de Birthright Armenia me intrigaba y, si bien me habían contado de qué se trataba, quería experimentar yo misma el compartir el día a día con una familia armenia, realizar el trabajo voluntario en los hospitales que me habían asignado y conocer a voluntarios de distintas partes del mundo.

Viví dos meses en Yerevan con la familia Tadevosyan, y trabajé en el Hospital Universitario Muratsan; y un mes en Gyumrí con la familia Agimyan y trabajé en Akhourian Mother and Child Health Center.

Fueron los mejores tres meses que viví en mis cortos veinticinco años.

Fue sentir Armenia, tocarla, respirarla, bailarla, cantarla, vivirla…

Fue conocer a un pueblo que es servicial, hospitalario y cálido.

Fue vivir con dos familias que hicieron sentirme tan cómoda y tan querida, que hoy en día me siento parte de ellos y ocupan un gran lugar en mi corazón.

Fue trabajar en dos hospitales rodeada de un grupo humano y profesional excelentes, siempre predispuestos a enseñarme y a responder mis dudas. Con quienes no sólo compartí el trabajo, sino también el tiempo libre.

Fue conocer a voluntarios de todo el mundo y si bien, todos tenemos distintos estilos de vida, estamos agrupados bajo el “ser armenio”, y eso nos sobra para entendernos.

Fue aprender más sobre Armenia, su cultura, su gente y su idioma; siempre poniéndome en su lugar y no viéndolos desde la ventana de un hotel.

Fue cultivar amistades con personas de distintos lugares, que de otra forma jamás hubiera tenido la posibilidad de conocer.

Fue afirmar y acrecentar el gran amor que tengo por esta, mi tierra. Y también fue una inyección de emoción y compromiso.

Fue llenarme de una mezcla de sentimientos que al principio resultaron raros, pero que ahora hacen que no vea la hora de volver a pisar el suelo armenio.

Definitivamente, creo que la mejor manera para todos los jóvenes armenios de conocer nuestra «Մայր Հայաստան», es a través de Birthright Armenia.

Porque nos da la posibilidad de tener a Armenia al alcance de la mano, de conocerla, de vivir nuestra propia experiencia y crear nuestra propia opinión. Nos da el regalo de llevarnos a Armenia en la piel y en el corazón.

Llegué a Armenia sabiendo que tres meses después volvía a Argentina y hoy vuelvo pero dejo mi corazón allá, y espero impaciente que nos volvamos a encontrar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s