No más un cuento de hadas… Una realidad……

Image— Kevork Micael Nalbandyan,
Uruguay, 2012–13

Para los armenios que nacen en la diáspora dentro de una comunidad armenia la pregunta “¿Qué es Armenia?” es muy fácil de responder. Armenia es el Ararat, es el General Antranik, Kevork Chavush, Serop Ajpiur y todos sus fedaís. Es Gars, Sasún, Sepastia, Mush, Van,  Alashgerd  y Ardahan, son el millón y medio de mártires de 1915. Es el Lehmeyun, kefte, humus, Dhol, zurna, duduk y bailar kochari.

Pero, ¿Qué es la Armenia actual?.  Ah, la Armenia actual es el Lago Sevan, el Dzidzernakapert, Hor Virap, Mer taghe, la ópera y la plaza de la república, un lugar para pasarla bien.

Ir a Armenia fue algo que siempre tuve en mente. Sabía que algún día iba a ir, aunque sea a participar del campamento Hama-homenetmenagan de scouts que se hace una vez cada cuatro años. Pero por febrero de 2012, un amigo me hizo recordar la posibilidad de ir a través de Depi Hayk (Birthright Armenia) y estar en Armenia un par de meses como voluntario. Luego de unos meses y de varias charlas con amigos que ya habían participado del programa, tome la decisión. Es así que un día sin pensarlo demasiado, me senté en la computadora y llené los formularios de la página de Depi Hayk. Casi sin darme cuenta el 24 de Mayo de 2012 estaba sentado en un avión rumbo a Yerevan.

De esta forma desembarqué en una gran aventura que en un principio iba a ser de 3 meses y terminó siendo de casi 8. Es que cuando uno está ahí no puede dejar de absorber cosas y nunca es suficiente.

Mi experiencia cuenta de al menos dos grandes etapas: la primera en Gyumrí y la segunda en Yerevan.

Al llegar a Armenia me sucedió algo muy raro, sentí como que no hubiera llegado a ningún lugar especial. Esa sensación de extranjero o de turista no la sentí en ningún momento de los 8 meses. Desde un primer momento sentí como si toda mi vida hubiera vivido ahí, fue algo muy extraño pero muy lindo a la vez.

Gyumrí…

Image

A los pocos días de llegar me llevaron a Gyumrí. Ésta es la segunda ciudad en importancia de Armenia, queda al noroeste cerca de la frontera con Turquía.

La experiencia en esta ciudad fue increíble por la sencillez de su gente, su amabilidad y su hospitalidad. Los voluntarios que conocí allí nunca los voy a olvidar, varios de ellos son grandes amigos míos ahora. Nunca olvidaré los momentos compartidos en los viajes en mashutka o tren a Yerevan, los atardeceres que veíamos al final de la calle Paruyr Sevak, las tardes de guitarreada compartiendo historias y unos oghi. Tener la oportunidad de charlar con la familia que te alberga, escuchar sus anécdotas, sus experiencias y la forma en la que ellos ven a Armenia. Es difícil mencionar una anécdota en particular el conjunto de todo lo que hacíamos ahí lo hizo especial.

Yerevan…

A partir del cuarto mes me radiqué en Yerevan, y puedo decir que es una experiencia totalmente diferente a Gyumrí. 

Está muy bueno estar en la capital. Yo personalmente vi cosas que nunca antes en mi vida había visto. Pero luego de haber estado en Gyumrí, en Shushí y en una serie de pueblitos, puedo decir que Yerevan es la falsa Armenia. No porque la gente sea falsa, la gente es muy parecida al resto de Armenia y se puede aprender mucho hablando con los Yerevantsis. Pero lo que se ve por las calles no es fiel a la realidad del país, y menos si uno se queda siempre en el centro, entre la Cascada y la estación Sasuntsi David. Es por esto que recomiendo a los futuros voluntarios que traten de tener una experiencia aunque sea de un mes fuera de Yerevan, su vivencia en Armenia se va a enriquecer cien veces.

En general… 

En general es una experiencia que nunca voy a olvidar y estoy convencido que todos los jóvenes armenios de la diáspora tienen que vivir.

Sin duda lo que voy a guardar por siempre en mi memoria son además de los amigos que uno hace, los momentos vividos con la gente de ahí, con las personas de Yerevan, Gyumrí, Shushi, Stepanakert, y tantos otros lugares en los que estuve y tuve la oportunidad de tener alguna conversación. Es que la mayor riqueza de un lugar está en su gente, y conociendo a esta gente uno llega a comprender  su realidad.

La realidad es que Armenia no es un país de leyenda, Armenia es un país que vive y sobrevive día a día. Que sus habitantes no son los fedayis del 1900, sino son nuevos fedayis. Éstos no sólo tienen que luchar contra los turcos, los azeríes o los kurdos, sino que tienen que luchar contra el sistema político, contra el hambre, la pobreza, la falta de trabajo, la corrupción y muchos otros problemas que afectan a todos los países de este mundo globalizado en el que vivimos.

Image

De todo lo vivido, he aprendido que Armenia es un país en el que se puede vivir con mucha tranquilidad, que es el lugar de los armenios en el mundo. Uno siente la energía de la tierra bajo sus pies y del Ararat que nos mira a la distancia. Lo más importante de lo que me he convencido, es que desde la diáspora se pueden hacer muchas cosas; pero si uno quiere realmente trabajar por y  para Armenia, y para que Armenia sea un país donde todos los armenios del mundo quieran vivir, hay que trabajar desde adentro. Esto quiere decir que irse a vivir a Armenia es lo mejor que uno puede hacer por nuestra patria. Pero no irse así no más. Ir con preparación, con un proyecto, con un objetivo, con algo en mente para hacer.

El cambio…

El cambio que produjo en mi Depi Hayk no fue como yo pensaba, sigo siendo básicamente la misma persona. Lo que si me cambió fue la perspectiva que tenía hacia Armenia. La forma de verla, los pensamientos y las ideas que te genera.

Luego del voluntariado uno se da cuenta que Armenia no es una tierra mágica de héroes legendarios, hazañas increíbles y horrores inimaginables. Armenia es un lugar real con personas reales y comunes, con las mismas preocupaciones que nosotros y que disfrutan exactamente de lo mismo que nosotros. En definitiva Armenia no es un cuento de hadas, es una realidad latente.

Image

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s